Follow by Email

martes, 5 de junio de 2012

La ciudad de las leyendas

Foto: Juan Martín Salamanca
Un pueblo de calles empinadas, edificios con sabor añejo, de aquella época de caballeros andantes y almogávares que daban lustre a la Corona de Aragón. Una tranquila mañana de sábado, dos hombres lo recorren, despacio, acusando el esfuerzo de la ascensión. Uno es más joven, el otro, más veterano. Caminan solitarios hacia un viejo torreón del siglo XVI.

No es el comienzo de ningún relato, y aquellos personajes no somos más que Jordi Siracusa y yo, camino de la sede del Centro de Estudios Borjano, donde participamos junto a otros escritores, cuyo mejor recurso artístico es la pureza que refleja su alma, en el I Encuentro Literario 'Braulio Foz' de Borja (Zaragoza). Pero al margen del programa desarrollado y que ya quedó explicado en anteriores publicaciones, el viaje a las faldas del Moncayo nos sirvió para trasladarnos en el tiempo, a un periodo de brujas y leyendas, de frailes vividores y moras petrificadas, de pintores "convenientemente"  fusilados, herreros ahorcados y sastres canallas reconciliados con la sociedad. De todo ello y mucho más hablamos en Borja, una ciudad de leyenda, llena de pequeñas historias que encierran misterio, costumbrismo y, en definitiva, magia, no sin algún toque de comedia.

Foto: Centro de Estudios Borjanos
No extraña al conocerla, que la zona sirviera de manantial a Bécquer para sus famosas leyendas, pero en nuestro caso no debemos dar las gracias al magnífico escritor sevillano, sino al concejal de cultura del Muy Ilustre Ayuntamiento de Borja, Juan María de Ojeda, que tan bien nos ha tratado, al igual que el resto de borjanos, en especial su alcalde, Miguel Arilla; la compañera periodista María Ángeles Martínez, y nuestra querida librera, Pilar Sanjuán.
Foto: Juan Martín Salamanca

Además, entre las nuevas amistades forasteras que han quedado grabadas por su calidad humana en este encuentro que ha de repetirse en fechas venideras están David Sáez, Marcos Sanjuán o Mayte Salvador, que se unen a otros viejos conocidos como Mari Carmen Aranda, Luis Zueco o Jordi Siracusa, a quienes me atrevo ya a considerar como amigos.

FERIA DEL LIBRO DE MADRID

Foto: Paloma Gozalo Alonso

Para rematar el fin de semana, el domingo tuve el honor de firmar ejemplares en la Feria del Libro de Madrid, donde he de descubrirme ante la cercanía de José Cedena, un maestro del arte del sainete cuyo éxito no puede generar sino envidia sana en cualquier escritor de quinta fila como yo. También resultó grato coincidir en El Retiro con figuras del teatro de la talla de Juan José Alonso Millán, otros grandes escritores a los que hacía tiempo que no veía, como Enrique Reyes; algo menos de tiempo, como a Fernando Pérez Sanjuán o Lucía de Vicente, o bastante menos tiempo, como a Santiago Zurita. Y por último, una oportunidad para conocer a Ángel, el cerebro de todo este marasmo editorial que es Éride, y que nos permite a tantos cumplir nuestro sueño.

No volvimos con las alforjas llenas, pero volvimos más ricos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada